advertisingnews

LATIN SPOTS: MÁS ALLÁ DEL SPOT – JIMMY PALMA

By 20 de junho de 2018 No Comments

El casamiento de Dogs Can Fly y Jimmy Palma cumplió un año repleto de grandes realizaciones. Los más de 30 años de experiencia de Jimmy como Productora en la industria audiovisual brasileña e internacional y la vocación de Dogs Can Fly para seguir los rumbos de la transformación que vive hoy el sector fueron la combinación perfecta que viene dando que hablar. Dividida hoy en cuatro áreas de actuación, Publicidad, Entretenimiento, Animación y Licenciamiento, Dogs Can Fly pasa por el mejor momento desde su fundación en 2007, enfocada en el desarrollo de proyectos relacionados al cine y al entretenimiento, con mucha fuerza en las nuevas tecnologías, como la de Realidad Virtual. A continuación, Jimmy cuenta las metas a futuro de Dogs Can Fly, realiza un análisis del mercado audiovisual y su visión del trabajo como productora.

 

-¿Cómo fueron los últimos meses para Dogs Can Fly?

-Lo que va del año ha sido muy bueno. Hemos tenido un crecimiento en el promedio de facturación mensual en el área de publicidad del 45%, comparado con el año anterior. Estamos formando nuestra cartera de proyectos en el área de Entretenimiento y Animación y estamos estudiando un guión para un largometraje. Nuestra perspectiva es terminar 2018 con la productora más fuerte en términos de imagen y desempeño.

 

-¿Con qué directores están trabajando hoy?

-Ivy Abujamra, Andre Vidigal, Jabuka, Mahfuz, Tom Stringhini y Bidu Madio.

 

-¿Qué perfil de director considera más valorizado hoy, teniendo en cuenta el escenario actual del mercado?

-Un director que acompañe los nuevos formatos y lenguajes, y que consiga trabajar con creatividad y calidad, en una época donde precio y tiempo lo desafían cada vez más.

 

-¿Cómo está dividida en áreas Dogs Can Fly?

-La productora tiene cuatro áreas de actuación: Publicidad, Entretenimiento, Animación y Licenciamiento. El branded content está insertado en cada una de las áreas. No está destacada como una división, pero sí como una área de negocios. Es decir, hacemos branded content en Publicidad y Animación, cuando nuestros clientes son las agencias de publicidad. En el área de Entretenimiento, vía canales de TV y las marcas.

 

-¿Cuáles fueron los principales cambios e incorporaciones en las áreas?

-Al inicio del año, la productora incorporó al equipo dos profesionales: Mauricio Delman Lains, como Head de Entretenimiento, y Ana Paula Catarino, como Head de Animación. Ambos ejecutivos actúan en conjunto con el Socio y Head Creativo, Ricardo Whately, y conmigo, en la planeación y gerenciamiento de estas áreas.

 

-¿Cuáles están más activas en términos de negocios e ingresos?

-El área de publicidad es hoy el área más activa. Pretendemos equilibrar el desempeño entre la Publicidad y el Entretenimiento. De hecho, esa es una de las razones por la cual la productora decidió reforzar este año su cuerpo ejecutivo.

 

-En relación a su expansión internacional, ¿qué podemos contar sobre Dogs Can Fly?

-Somos una productora que mira para fuera de Brasil. En la publicidad trabajamos “con” y “para” agencias, clientes y productoras internacionales en proyectos que van para varias partes del mundo. Mantenemos una relación con canales de TV y productoras extranjeras, y nos interesa también trabajar en régimen de coproducción con otros países.

 

-¿Por qué eligen a Dogs Can Fly?

-Quienes conocen y han trabajado con Dogs Can Fly, saben que encuentran en su equipo creatividad, dedicación y agilidad en cada una de las etapas del proceso. Somos un equipo muy comprometido, y nos enorgullece sorprender positivamente en cada uno de los proyectos realizados.

 

-¿En qué proyectos están trabajando actualmente?

-Estamos trabajando en proyectos para W+K, Africa, Publicis, Lov, AG2, VML, que se encuentran en fase de post producción, y produciendo un proyecto para FCB y otro nuevo para Publicis. En las áreas de Entretenimiento y Animación ya estamos formateando seis proyectos y comercializando un reality show para el público joven.

 

-¿En qué proyectos se utilizó la Realidad Virtual?

-Lanzamos recientemente el videoclip de la canción O mundo, de Zeca Baleiro en VR 360, junto a la cantante Susana Travassos. Este proyecto fue dirigido por Bidu Madio, Director, Head de 3D & VFX de Dogs Can Fly. La productora en sí tiene una fuerte experiencia en el uso de esta tecnología. Bidu, fue supervisor de efectos del primer largometraje totalmente filmado en realidad virtual. Dirigido por Dave Hansen, Jesús VR – La historia de Cristo fue filmado en Matera, Italia, en 2015, y tuvo toda la coordinación y finalización de VR realizada por Dogs Can Fly. El mercado todavía está madurando, pero las novedades y oportunidades surgidas en el mercado de VR atraen anunciantes de todos los tamaños, que ven un futuro prometedor, en la realidad virtual. Los formatos van desde un video en 360 grados que muestra más sobre la empresa, tienda o fábrica; un contenido interactivo que permite al cliente probar algún producto o servicio; y hasta crear una tienda en realidad virtual. En Brasil existen casos interesantes de VR, hechos para causas sociales y para la divulgación de acciones y campañas.

 

-¿Qué impacto tendrá este tipo de tecnología en la industria audiovisual?

-Parece ser una de las grandes tendencias para los próximos años, y los movimientos de las propias empresas lo demuestran. Muchas empresas ya se han adherido a la práctica, con el objetivo de tener aún más éxito en sus negocios. El hecho de acercar el mundo físico con lo virtual se vuelve una herramienta importante para los sectores de marketing y ventas. En la medida que ese movimiento de las empresas aumente, tendrá un impacto proporcional en la producción de contenido audiovisual VR.

 

-¿Con qué clientes trabajaron para el Mundial de Rusia 2018?

-Hicimos un proyecto de ESPN para la agencia Africa, y una campaña para Samsung relacionada al Mundial.

 

-¿Cuáles son los proyectos para el cine?

-Estamos estudiando un guión para un largometraje, con intención de desarrollarlo junto con una distribuidora major. Nuestra estrategia está enfocada en trabajar con talentos y equipo reconocidos en el mercado de largometrajes. Como para todos, es necesaria mucha determinación para colocar de pie un proyecto de ese tipo.

 

-¿Cuáles son la metas para 2018?

-Fortalecer la imagen de la productora. Aumentar nuestra participación en el mercado de publicidad, producción de contenido para TV y branded content. Destacar las áreas de Entretenimiento y Animación en la creación de proyectos propios. Creemos en la propiedad intelectual como uno de los caminos prósperos dentro de una productora.

 

-¿Cómo ve la industria hoy? ¿Qué rol ocupará la producción audiovisual en este sector en transformación?

-Sin duda, continúan siendo tiempos difíciles. No veo todavía una recuperación real después de la ruptura de los paradigmas. Siendo así, existe una adaptación momentánea a lo “que está pasando”, para algunos con buenas perspectivas, y para otros, no tanto. Particularmente, para el mercado de productoras, lo veo de forma positiva. Como productores, estamos acostumbrados a adaptarnos a diversas situaciones, y eso nos ha permitido expandir rápidamente nuestra presencia en el “juego”. Dejamos de actuar verticalmente para actuar horizontalmente. Abandonamos el puesto de proveedores para ocupar el cargo de creadores, cocreadores, realizadores y distribuidores. Hoy, jugamos todos estos roles al mismo tiempo o de forma individual, dependiendo de la relación con nuestros partners, sean agencias de publicidad, canales de TV, plataformas digitales, marcas o distribuidoras.

 

-¿Qué es lo más motivador hoy del trabajo en producción audiovisual? ¿Y lo que más lo retrasa?

-Me encanta la sensación de producir, planear, hacer la estrategia y logística. Estructurar para después concretizar. ¡Concebir y dar vida a un nuevo proyecto! Lo que más me molesta es ver como nuestro trabajo se ha burocratizado, sobre todo a la hora de producir proyectos para publicidad. Está lleno de “hacer” y “no hacer”. Hay una insistencia por mecanizar nuestra inteligencia y, a veces, por ofenderla. No lo soporto… Sin duda me siento más motivada y desafiada. El hecho de tener que pensar en los distintos formatos que hoy podemos contar historias, nos abre el camino para crear y dejar volar la mente. Es un momento muy rico y lleno de oportunidades.

 

-¿Qué parte del proceso de producción más le motiva?

La pre producción y filmación. Como mencioné anteriormente, la sensación de planear y dar vida a un nuevo proyecto me fascina. También amo filmar fuera del país, por la oportunidad de conocer equipos y lugares diferentes. Si estoy haciendo un proyecto de TV, lo que más me gusta es visitar el estudio, cuando el escenario está siendo construido, y cuando estamos grabando, es estar en el switcher.

 

-¿Qué cambiaría en la industria, si tuviera el poder de hacerlo?

-Eliminaría el término de “proveedor” a la hora de describir o de referirse a las casas productoras.

 

-Teniendo en cuenta su experiencia en esa industria, ¿cuáles fueron los principales cambios que más impactaron su desarrollo?

-No puedo generalizar. Hay cosas que mejoraron y otras que empeoraron. Por ejemplo, la tecnología facilitó mucho nuestro trabajo pero como todo, si lo llevamos al extremo, tiene sus puntos negativos. La tecnología nos ayudó a reducir los plazos, por ejemplo, pero por otra parte, la instantaneidad que vino con la tecnología nos perjudicó porque se perdió el sentido común, y la mayoría de las cosas tienen que ser para “ya”. Los procesos también se vieron afectados. A veces bromeo diciendo que lo último que hacemos hoy son pelis. Hay tanto desgaste para poder ganar un proyecto que nos perdemos en un mar de presupuestos con 10 opciones de costos; ¡time tables que llegan a veces a su versión 32! Visualizaciones que hay que entregar en menos de 24 horas… en fin, a veces parece que estamos del lado malo.

 

-¿Qué cambió en la relación con los directores creativos?

-Considero que hoy las relaciones perdieron calidad por cuestión del “tiempo”. Hoy casi nadie tiene tiempo para nada, y la relación se ve limitada, la mayoría de las veces, al tiempo directamente relacionado a la producción de los proyectos, es decir, al tiempo destinado a las reuniones, filmaciones y offlines. Es un verdadero reto establecer relaciones verdaderas con ese modus operandi.

 

-¿Y con los profesionales de marketing? ¿Cambió la relación Productora-Anunciante?

-Sí. Esa la siento más próxima. Para las productoras, han surgido más oportunidades porque los anunciantes se han movido y buscado players que los ayuden, sobre todo en la creación y producción de contenido, y eso amplió el espacio en la relación entre ambos. Hoy vemos que las marcas están más abiertas y buscan soluciones a través de los talentos creativos directamente en las productoras.